Jorge García, web oficial

PRESENTACION ESCUELA NACIONAL BLUME LEON

« Volver

La Escuela Nacional de Golf, ubicada tradicionalmente en Madrid, cuenta con una nueva sede en León, inaugurada oficialmente por Ana Muñoz, Directora General de Deportes del Consejo Superior de Deportes; Alfonso Lahuerta, Director General de Deportes de la Junta de Castilla y León; y Gonzaga Escauriaza, Presidente de la Real Federación Española de Golf.

Al acto de inauguración, al que asistieron numerosas autoridades del entorno leonés, así como representantes de distintas Federaciones Autonómicas que forman parte del proyecto, contó con la presencia de los siete golfistas que componen la primera promoción de esta nueva sede, todos ellos con una sobresaliente trayectoria deportiva a pesar de su juventud (16 y 17 años).

La vallisoletana Cecilia Díez Moliner, los gallegos Manuel Hernández y Rebeca Maruri, el leonés Jaime Alzaga, los guipuzcoanos Iñigo Beñarán y Martín Larrea y el asturiano Francisco Rosete constituyen el primer grupo de trabajo de una iniciativa en la que participan de forma conjunta la RFEG, las distintas Federaciones Autonómicas y el Consejo Superior de Deportes.

Esta Escuela Nacional de Golf de León, que nace con el objetivo de convertirse en un semillero de jóvenes jugadores como lo ha venido siendo en los últimos lustros la Escuela Nacional de Golf de Madrid, supone una magnífica oportunidad para todos ellos, ya que sus integrantes siguen exactamente el mismo programa que sus compañeros de promoción de la capital de España.

La parcela técnica corre a cargo del profesional Jorge García, asistido en la preparación física por Juan Carlos Redondo y en la psicológica por Óscar del Río, con la coordinación de Alberto Díaz.

El planteamiento de esta nueva sede de la Escuela Nacional de Golf es unidireccional: formar buenas personas y deportistas gracias a un plan de actividades desarrollado en instalaciones punteras que permiten la práctica del golf al más alto nivel.

Estas becas están dirigidas en exclusiva a jugadores jóvenes que tienen, según los criterios técnicos de la RFEG y las Federaciones Autonómicas, una proyección deportiva relevante, teniendo muy en cuenta que para la renovación de las citadas becas es imprescindible que el alumno supere el curso lectivo.